Tu ropa cuesta 80 céntimos la hora ¿cuanto pagas tú?

Muchas de las firmas de moda españolas que estos días llenan sus escaparates con carteles de rebajas contratan su producción a fábricas y talleres de todo el mundo. Por su cercanía y por las características de su mercado laboral, Marruecosse ha convertido en un importante centro de costura y confección de España y de gran parte de Europa.

La promesa de “desarrollo” a través de la implantación de una industria textil orientada a la exportación es una promesa incumplida en Marruecos.

El sector de la confección de prendas de vestir ha alcanzado una gran relevancia para la economía del país y ha generado miles de puestos de trabajo. Pero las ocupaciones creadas no alejan a las personas trabajadoras de la pobreza. Sin perspectivas de mejora en el propio sector y sin que se creen nuevos puestos de trabajo en otros sectores, las obreras de la confección no tienen posibilidad de usar su trabajo precario como trampolín para acceder a otras ocupaciones o a lo que en otros mercados laborales denominaríamos carrera profesional.

El tipo de trabajo en el que se encuentran atrapadas limita fuertemente su posibilidad de construcción de redes sociales para mejorar su situación y deteriora su vida personal y familiar.

La Campaña Ropa Limpia y SETEM acaban de publicar el informe La moda española en Tánger: trabajo y supervivencia de las obreras de la confección en el que analiza los factores que mantienen a las trabajadoras de las cadenas de suministro de las firmas de moda en situaciones de pobreza y de gran vulnerabilidad social pese a tener un puesto de trabajo.

La investigación se basa en entrevistas a 118 obreras y en varias reuniones e intercambios realizados gracias a la asociación de mujeres trabajadoras Attawassol. El informe dibuja una vida cotidiana extremadamente dura.

Sus jornadas laborales suelen ser de más de 10 horas diarias durante seis días a la semana, a las que se debe sumar una media de 6 horas de trabajo doméstico al día; no saben cuándo deberán realizar horas extra que, por otro lado, son obligatorias; los salarios, de unos 200 euros mensuales, no les permiten mantener a sus familias; y no tienen posibilidad de organizarse para defender sus derechos debido a la falta de tiempo y a las muchas presiones y amenazas que reciben si intentan reunirse con sus compañeras.

Tras pasar por sus manos, la ropa que confeccionan estas obreras llega a los escaparates de nuestras ciudades etiquetada por las más prestigiosas marcas. Las empresas transnacionales se han comprometido, a través de sus códigos de conducta, a asumir su responsabilidad en situaciones de explotación laboral en la confección de sus prendas. Las personas consumidoras les podemos y debemos exigir que hagan efectivos estos compromisos a través de las campañas internacionales y de nuestro apoyo a las obreras que luchan por sus derechos.

Otro ejemplo más

El Gobierno brasileño ha abierto a la multinacional española Inditex, dueña entre otras marcas de Zara, 52 expedientes por infracciones graves de las normas laborales del país sudamericano. No es la primera denuncia de explotación laboral que recae sobre la empresa creada por Amancio Ortega. Recientemente, en la última junta de accionistas de Inditex, una sindicalista marroquí tomó la palabra para denunciar las condiciones de trabajo en su país. También en España se han denunciado abusos cometidos contra los trabajadores y trabajadoras de las tiendas, una información que será publicada próximamente en la revista Noticias Obreras.

Las denuncias en Brasil salieron a la luz después de que los reporteros de la red televisiva Band acompañaran a un equipo del Ministerio de Trabajo en la inspección de dos talleres clandestinos en Sao Paulo que fabricaban ropa para la empresa AHA, que suministra el 90% de los productos de Zara.

En esta inspección fueron liberadas 15 personas que trabajaban en condiciones degradantes. De ellos, catorce eran de nacionalidad boliviana y una mujer peruana. También se detectaron indicios de trabajo infantil, ya que entre los 15 trabajadores había un adolescente de 14 años.

A pesar de que los talleres están subcontratados, “la inspección entiende que la responsabilidad es de Zara”, según el asesor de la Secretaría de Inspección de Trabajo Renato Bignami, aunque la multinacional española tiene derecho a apelar los autos.

Jornadas de hasta 16 horas por menos de 340 dólares al mes

En el pasado mes de mayo, según el mismo reportaje, una operación similar liberó a otros cincuenta y dos trabajadores bolivianos. Tanto en éste como en el último caso, los trabajadores fueron reclutados en Bolivia y Perú con promesas de mejores condiciones de vida en Brasil.

Sin embargo, ya en el país eran obligados a cumplir jornadas de hasta 16 horas diarias por salarios inferiores al mínimo vigente en Brasil (unos 340 dólares por mes).

Inditex insta al proveedor a subsanar la vulneración de derechos

Por su parte, Inditex ha exigido a un proveedor brasileño que subsane de forma urgente esta situación, según la empresa, sin su conocimiento. La propietaria de Zara ha informado de que se trata de una acción que atenta contra su Código de Conducta para Fabricantes y Talleres Externos, hacia la que el grupo tiene “tolerancia cero”.

Al conocer los hechos, Inditex ha exigido a la empresa responsable de la subcontratación fraudulenta que de forma inmediata subsane la situación, mientras que el Ministerio de Trabajo brasileño, por su parte, ha procedido a regularizar la situación laboral de los trabajadores.

El grupo ha señalado que el proveedor ha asumido la totalidad de las compensaciones económicas a los trabajadores que establece la ley brasileña, al tiempo que corregirá las condiciones laborales de su subcontratista para situarlas al nivel en el que se encuentran las instalaciones auditadas y aprobadas por las inspecciones correspondientes de Inditex.

Anuncios

2 thoughts on “Tu ropa cuesta 80 céntimos la hora ¿cuanto pagas tú?

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s