Hacienda en Reino unido regala 25.000 millones a grandes empresas | ¿Cuando despertaremos?

El Parlamento estima en 25.000 millones de libras la cantidad perdida por los regalos fiscales a grandes empresas

El trato cariñoso del fisco inglés a Goldman Sachs y Vodafone

Un comité parlamentario tilda de “demasiado cariñosa” la relación de la agencia tributaria con los bancos y grandes corporaciones en plena fase de recortes sociales.

“Habiendo examinado los casos de Vodafone y Goldman Sachs, nos encontramos muy preocupados por la pérdida de millones de libras en impuestos para el erario público”, declaró el 21 de diciembre Margaret Hodge, diputada laborista que preside el comité parlamentario de investigación de cuentas públicas. El informe del comité publicado el día 20 de diciembre es muy crítico con la agencia tributaria británica Her Majesty Revenue and Customs (HMRC) y denuncia que mantiene una relación “cariñosa” con bancos y grandes corporaciones.

Las conclusiones del informe salen a la luz tan sólo semanas después de que George Osborne, ministro de Economía del Reino Unido, anunciara recortes por valor de 30.000 millones de libras para cumplir los objetivos de reducción de déficit impuestos por el propio Ejecutivo. El énfasis en las medidas de austeridad que afectarán principalmente a los más desfavorecidos, según un informe del Instituto de Estudios Fiscales, contrasta con la displicencia en la recaudación de bancos y grandes corporaciones. El informe del comité parlamentario estima que la agencia tributaria está dejando de recaudar hasta 25.000 millones de libras en los más de 2.700 procesos abiertos con bancos y grandes compañías.

En julio de 2010, Vodafone llegó a un acuerdo con la agencia tributaria mediante el cual la compañía se libraba de abonar casi 7.000 millones de libras en impuestos. El resto de pagos debidos por Vodafone se calcularon estimando los beneficios que la empresa obtendría en los ejercicios del 2011 y 2012, algo que va en contra de la regulación interna de la fiscalidad británica.

“Me gustaría saber cómo pudieron predecir los beneficios en 2012”, preguntaba el miembro conservador del comité parlamentario que investiga a la agencia, Stephen Barclay, a los oficiales de la hacienda pública. David Harnett rehusó responder escudándose en el privilegio legal que le otorga su posición como secretario general de la agencia tributaria.

Mientras el comité investigaba los acuerdos fiscales con la empresa de telefonía, Vodafone se convertía en la compañía que mayores dividendos reportaba a sus accionistas en el índice FTSE 100 de la bolsa londinense, tomando el relevo de BP. La empresa pagará casi 7.000 millones de libras en beneficios en 2011. Perdón a Goldman Sachs

El caso Vodafone resultó en ocupaciones de multitud de tiendas hace un año a lo largo del Reino Unido en una acción liderada por el grupo anti-recortes UK-Uncut, quienes ahora encabezan las protestas contra Goldman Sachs.

En 2005 Goldman Sachs trató de evadir impuestos depositando los salarios y las bonificaciones de sus empleados en las Islas Vírgenes británicas para ahorrarse las contribuciones a la seguridad social. Otras 21 compañías que siguieron políticas similares pagaron al ser descubiertas por la agencia tributaria, pero Goldman Sachs decidió embarcarse en una batalla legal de cinco años. Al final del litigio en diciembre de 2010, David Harnett acordó la condonación de hasta 20 millones de libras en intereses por los pagos debidos por el banco de inversión.

El comité parlamentario ha cuestionado seriamente el papel de Harnett durante la investigación, acusándolo de obstaculizar el proceso y de faltar a la verdad. En octubre de 2011, Harnett declaró que no conocía los acuerdos con Goldman Sachs, lo que fue desmentido posteriormente gracias a la contribución de Osita Mba, funcionario de HMRC que filtró la aprobación del acuerdo con la institución financiera.

“Es absurdo que tengamos que depender de los medios y de filtraciones para conocer los detalles de acuerdos fiscales individuales”, se quejaba la diputada Hodge. La escasa colaboración de Harnett con el comité ha supuesto que parte de las recomendaciones del informe incluyan que ni la agencia tributaria ni las grandes empresas puedan escudarse en la confidencialidad que protege al contribuyente para aumentar la transparencia de la institución.

Protestas de la sociedad civil

El informe del comité de cuentas públicas ha provocado la reacción del Gobierno, que ha nombrado a otros dos responsables de tasación de grandes empresas y modificando la forma en la que se ratifican este tipo de pactos. Hasta este momento, el secretario general era el único con potestad para realizar y aprobar los acuerdos, procedimiento criticado por la ausencia de supervisión y escrutinio externo.

Sin embargo, los manifiestos fallos de control de la agencia tributaria no han producido la marcha atrás del Ejecutivo en los planes de recorte anunciados para el organismo encargado de la recaudación de impuestos en octubre de 2010. El presupuesto en recursos humanos disminuirá un 15%, un 44% en capital, y un 33% en costes de administración.

La sección legal de UK-Uncut ha decidido emprender acciones a través del despacho de abogados Leigh Day & Co contra la agencia tributaria con el objetivo de recuperar los 20 millones de euros perdonados a Goldman Sachs. La medida cuenta con el apoyo de la sociedad civil, incluyendo diputados, sindicatos y ONG. “Esto demuestra el profundo sentimiento de indignación ciudadana por la permisividad del Gobierno ante los chanchullos de las grandes corporaciones con la agencia tributaria, mientras destruyen servicios públicos básicos para la sociedad argumentando que no hay dinero”, advertía Tim Street de UK-Uncut al periódico The Guardian.

La dispar suerte del héroe y el villano del escándalo

No han sido las mejores semanas para Osita Mba, el funcionario que destapó los casos de Vodafone y Goldman Sachs filtrándolos a la revista satírica Private Eye y al comité parlamentario de cuentas públicas. Mba ha sufrido presiones desde la agencia tributaria, que inició un proceso disciplinario con la intención de despedirle, lo que se ha conseguido evitar momentáneamente gracias al apoyo popular, del rotativo The Guardian, diputados, sindicatos y ONG. El trato recibido por Mba sorprende al compararlo con el que recibe el secretario general de la fiscalidad británica, David Harnett. El responsable de la agencia tributaria compartió 107 comidas, en los últimos dos años, con delegados de las principales consultorías, grandes corporaciones y bancos.

Al descubrirse que bajo su gestión se habían perdonado cantidades millonarias a, entre otros, Vodafone y Goldman Sachs, la reacción inicial de Harnett fue decir que no pensaba dimitir. En diciembre, por sorpresa, Harnett ha optado por prejubilarse y disfrutar de un retiro dorado: un fondo de jubilación de 1,7 millones de libras, una paga anual de 80.000 y un pago individual el primer año del equivalente a su salario, alrededor de 160.000 euros.

Anuncios

One thought on “Hacienda en Reino unido regala 25.000 millones a grandes empresas | ¿Cuando despertaremos?

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s