Ordenanzas Municipales Represivas

¿Qué se les pasa por la cabeza a nuestros gobernantes? ¿Vamos a dejarles que sigan restringiendo nuestras libertades impunemente?

En los últimos tiempos hemos asistido a un recorte brutal de nuestras libertades sin hacer absolutamente nada. El primer recorte -aunque a más de uno esta cuestión le pueda parecer baladí- fue la obligatoriedad del uso del cinturón de seguridad cuando se utiliza un vehículo.

Al respecto estoy totalmente de acuerdo con el Diario Judicial de Argentina donde se afirma lo siguiente:

[…] la instauración de esta obligación responde a una intención por parte del Estado de “cuidar de sus habitantes”. […] En ese contexto, el interés -o desinterés- de una persona por su integridad física o su propia vida es insignificante y por ende debe ser dejado de lado ante el interés de la sociedad. […] Así, la comunidad tiene para los comunitaristas un papel decisivo en el diseño de la personalidad de los individuos: moldea, determina, verdaderamente “constituye” a sus integrantes.

Pues bien, los pastores del rebaño (ya que es así como se consideran) van reduciendo cada vez más el ancho del camino por donde nos movemos. Nuestra libertad de movimientos se restringe más y más cada día, sin que podamos hacer nada, con la excusa de que es “por el bien de la sociedad”.

Todo esto viene a cuento del titular publicado por el diario asturiano La Nueva España, donde nos explica la nueva normativa municipal que pretende aprobar el ayuntamiento de la ciudad de Gijón.

Cosas como prohibir la limpieza del parabrisas -en una clara alusión a los jóvenes rumanos y gitanos que abundan en los semáforos- u otras como la normativa sobre el alcohol: No se puede beber en lugares que no se encuentren habilitados al efecto, como los bares, cafeterías o sus terrazas, a no ser por permiso explícito del Ayuntamiento. La excusa es tener un marco legal para limitar el botellón.

También te puedo asegurar que intento con todas mis fuerzas comprender y dar sentido a la normativa sobre el sexo: 750 euros de multa por tener sexo en público. La excusa es eliminar la prostitución, aunque con ello también se ataque, elimine y regularice algo esencial para nuestra especie: Nuestro medio reproductivo, anteponiendo para ello unas creencias éticas y culturales sobre la esencia de nuestra especie. Seamos claros, el sexo es un tabú con el fin de beneficiar a unos pocos y debería ser algo intocable, puesto que es uno de los pilares básicos en la vida de cualquier ser humano.

No me explayaré mucho sobre otra normativa, ya aplicada en otras ciudades, que prohíbe tajantemente la mendicidad. Es decir, si alguien carece de recursos y necesita dinero, no puede -por ley- pedir ayuda. De esta manera la sociedad en la que vivo se niega a reconocer públicamente su fracaso en la gestión de la gente con pocos recursos. Esa norma también tiene la ventaja de eliminar de la vista cosas desagradables, como ver a gente sentada en el suelo con la mano extendida.

Y de esta manera, seguimos votando, seguimos eligiendo en el poder a los de siempre, seguimos consumiendo sin sentido, seguimos cerrando los ojos sin mirar atrás, seguimos pasando por esta vida sin disfrutarla, seguimos aborregándonos un poco más cada día y cada vez más asustados de todo.

Fuente: http://genteconconciencia.es

Anuncios

One thought on “Ordenanzas Municipales Represivas

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s