Los periodistas españoles avergüenzan más aún a su pueblo

Los periodistas están abandonando su silencio cobarde y salen a las calles, convirtiéndose ellos mismos en noticia, pero no lo hacen para defender la verdad, reclamar independencia, pedir perdón por sus traiciones o poner fin al vergonzoso sometimiento a la publicidad, al poder político y al imperio de lo políticamente correcto, sino para manifestarse por el declive de la profesión, por los bajos sueldos, porque mas de 6.000 periodistas han perdido su puesto de trabajo en los últimos tiempos y porque todos tienen miedo de sumarse a las largas e inhóspitas filas del desempleo.

Imagen de Honduras donde, al parecer, son algo más honestos.

Muchos de los que han estado en las manifestaciones y actos de protesta son rostros conocidos, en su mayoría culpables del drama que sacude y aplasta hoy a la profesión, donde no todo es, como dicen, descenso de la publicidad y cuya principal causa es haber dejado de informar con independencia y veracidad al ciudadano, lo que ha generado un periodismo mediocre, poco elaborado, menos libre y con poca investigación, incapaz de cumplir su misión principal en democracia, que es fiscalizar a los grandes poderes, ofreciendo al ciudadano la información veraz y crítica que necesita para conocer el mundo y tomar decisiones correctas.

Muchos de los que ahora tienen la osadía de pedir ayudas públicas para la profesión periodística, como si los periodistas fueran banqueros, han vivido cargado de privilegios y ventajas, arrimados a los poderosos, a los que servían manipulando la realidad y confundiendo a la audiencia. Muchos de ellos hace mucho tiempo que dejaron de ser notarios veraces del acontecer para convertirse en bufones del poder y en servidores de partidos políticos, administraciones públicas y grandes empresas. Su abandono de la verdad libre e independiente ha sido causa importante del deterioro de la democracia, del abuso de poder y del hundimiento del prestigio de la política y de lo público en España.

El argumento principal que esgrimen, que “sin periodismo no puede haber democracia”, es falso porque lo que la democracia demanda no es periodismo sometido, sino verdad, valentía y crítica independiente, tres valores escándalosamente ausentes en un periodismo español que ha cometido el grave error de abandonar al ciudadano para servir al poder.

Hace dos décadas, la profesión de periodista todavía era admirada y respetada por la sociedad, pero la cobardía y la incapacidad de defender la verdad y el rigor profesional hicieron posible que los periodistas perdieran el poder en las redacciones, entregarán la independencia a las empresas y se dejaran dominar y guiar por marketinianos obsesionados por el dinero y por editores vinculados al poder por pactos inconfesables que incluían dinero, concesiones, subvenciones y ventajas de todo tipo, siempre a cambio de difundir silencios y mentiras. Hoy, los periodistas, junto a sus amigos los políticos, son profesionales despreciados y rechazados por la ciudadanía, con razón.

La mayoría de las razones que las asociaciones de la prensa y los periodistas esgrimen para explicar la crisis son falsas. Basta ver las portadas de los diarios y las informaciones de cualquier medio para descubrir que la verdadera razón de la crisis del periodismo es que ha desaparecido la crítica, que se redactan panfletos y que la verdad, la investigación y el análisis crítico han sido sustituidos por un servicio al poder vergonzoso y sin valor añadido. Antes del suicidio de la profesión, la esencia del periodismo consistía en sacar a la luz aquello que alguien estaba muy interesado en que nunca se supiera, algo que ya casi nunca se hace porque priman el miedo, la autocensura y el morbo, se hace pornografía de las bajas pasiones y hasta se empuja al populacho para que tome partido por la causa del editor.

Muchos de los que han inundado los medios de basura se encuentran hoy en el paro y se dan ahora golpes de pecho, pero ya es tarde porque la audiencia ha decidido escapar del ya desprestigiado e inútil basurero mediático.

La consecuencia lógica es que los ciudadanos han dejado de leer periódicos y que ya buscan la información veraz y crítica en internet, antes que en la prensa, la radio y la televisión.

Lógicamente, las empresas, conscientes de la pérdida de audiencia y de poder de los medios, dejan de publicitarse o buscan otros espacios mas rentables para sus anuncios.

Internet, donde funciona un periodismo ciudadano y amateur que ha sabido llenar los espacios de investigación, independencia y osadía informativa abandonados por el periodismo tradicional, gana adeptos y cuotas publicitarias cada día en un mundo que está cambiando a marchar forzadas y en el que, por fortuna, los mentirosos, los cobardes y los ineptos no tendrán futuro.

Anuncios

11 thoughts on “Los periodistas españoles avergüenzan más aún a su pueblo

  1. Muy buen artículo y muy necesario.
    Dicho esto, debemos entender que si los medios de comunicación pertenecen a grandes empresas o trabajan para el servicio de esas grandes empresas, difícilmente podrán mostrar una información objetiva. Es lo que tenemos.
    Por eso de la necesidad de denunciar esta falta de una prensa o televisión que pueda ser libre e informar, y denunciar también la hipocresía y falta de moral de ese mundo corporativo de la comunicación.
    Ver a los medios hacer apología, propaganda y justificación de la guerra es una auténtica vergüenza, lo hemos visto en Yugoslavia, Irak, Libia o ahora en Siria.
    Estos temas, enfocados también al periodismo británico y estadounidense, los he tratado y denunciado en una reciente obra sobre Estados Unidos: Estados Unidos y el respeto a otras culturas y países.
    Saludos,
    Mikel
    http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/

    Me gusta

  2. los periodistas españoles dan verguenza y para ejemplificar vale nombrar a los que invitan a la TVE al programa de noticias 24 horas. La mayor parte parecen representantes de los partidos politicos, aupando y tapando todos los latrocinios que han cometido y cometen a la luz publica la clase politica , la elite economica y sus reyes y principes, para dejar sin sancion a esos corruptos. Ademas, se expresan con soberbia y peyorativamente sobre latinoamerica, que se creen estos sinverguenzas, hablan de que en sudamerica y en Argentina principalmente no hay seguridad juridica porque expropiaron a Repsol, grupo de sinverguenzas que en contubernio con gobiernos corruptos compraron YPF ( yacimientos petroleros fiscales) a precio de gallina enferma. Donde no hay seguridad juridica es en España y otros paises de Europa y USA donde llegaron inmigrantes con un estatus juridico a los que despues les conculcaron sus derechos a la salud , a la educaion de sus hijos y demas derechos humanos, son unos miserables adoradores de reyes y principes, siempre aupando a los poderosos,dan asco

    Me gusta

  3. Hace muchos años que vengo denunciando esta situación en España,de hecho, estoy puesto en el punto de mira de todos los medios de comunicación por orden política, aunque eso jamás se reconoce, todo eso funciona en la sombra y en ocasiones se lo he dicho a periodistas y lo reconocen,pero en privado. España es una “democracia” vacía de libertad de expresión ciudadana, pues todos hablan en nuestro nombre y dicen cosas que no pensamos ni estamos de acuerdo y, también habría que hablar y mucho sobre los derechos civiles. Aquí solo existe la “democracia” y libertad para hacer lo que quieran los ladrones de cuello blanco sin que nadie vaya a la cárcel, ni siquiera sea imputado, especialmente los banqueros y políticos.

    Me gusta

  4. Estoy de acuerdo con, casi, la totalidad del articulo. Pero yo generalizaría un poco.( O mejor para estos tiempos); globalizaría un poco el susodicho. Donde llega el poder del dinero, desaparece tristemente, cualquier tipo de praxis honorable, o digna de mención (no de crítica). Perdonen mi falta de costumbre, para el poco reconocido arte de la escritura. Espero no discrepen muchos de mí, pero ciértamente creo que debería limitarse mucho más el poder, que la libertad( ya sea de expresión, o de cualquier otro tipo).

    Me gusta

  5. Que es un artículo valiente. Es muy bueno que las cosas se conozcan, de otra forma distinta a la que nos muestran. ¡Para poder elegir la información, por nosotros mismos! Un saludo.

    Me gusta

  6. Excelente. qué paradoja que sea justamente en un medio periodístico en donde se haga esta crítica necesaria y sentida. El asunto lamentablemente no es solo ibérico; es un virus que ha tomado mucha fuerza a lo largo y ancho del mundo

    Me gusta

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s