Suiza es un Estado criminal

Por Ignacio Escolar

El mundo al revés: la policía griega ha detenido a un periodista por dar los nombres de 2.059 delincuentes. El periodista se llama Kostas Vaxevanis y los delincuentes son un buen montón de millonarios que guardan su dinero en Suiza para no pagar impuestos. Vaxevanis señala a los criminales y la policía le persigue a él, por “entrometerse en su intimidad”. Su caso demuestra a las claras una obviedad: que los paraísos fiscales no existirían sin la complicidad del resto de los Gobiernos occidentales. Es la UE, Estados Unidos y Japón quienes toleran que sus oligarquías financieras escapen al fisco. Son nuestros gobiernos los que permiten que Suiza, esa cueva de Alí Babá, sea un respetable socio de la comunidad internacional y no un Estado criminal, aislado y castigado comercialmente por todos sus vecinos. Es Occidente quien permite a sus bancos piratas abrir sucursales en nuestro suelo. Es Europa, que controla el cien por cien de la frontera suiza, la que permite a este refugio del dinero negro conectarse con el sistema financiero mundial. Suiza vive de estafarnos a los demás, pero no recibe castigo alguno porque son nuestros gobiernos y las élites financieras de nuestros países quienes se lucran de este negocio inmoral.

En la lista de Vaxevanis hay dos exministros conservadores griegos y un asesor de Antonis Samarás. Es solo una muestra, con seguridad son mucho más de tres los políticos griegos con dinero escondido en un paraíso fiscal. El periodista ha publicado la parte griega de un archivo mucho mayor, el que se llevó Hervé Falciani en 2007 del HSBC, que no es ni mucho menos el único banco de toda Suiza.

Falciani está hoy encarcelado en España, en la prisión de Valdemoro, detenido bajo la acusación de un delito que ni siquiera existe en nuestra legislación: revelar secretos bancarios. La contradicción es brutal: en España, si alguien tiene conocimiento de un delito fiscal, su deber es ponerlo en conocimiento de la justicia; por hacer precisamente eso, la justicia española lo mantiene hoy en prisión.

En breve, el Gobierno tendrá que decidir si lo extradita a Suiza o si –como piden el PSOE e IU–, lo pone en libertad. Gracias a Falciani, que entregó su valiosa información a Francia, España pudo recaudar 6.000 millones de euros defraudados por 659 personas, una lista que en España aún no es pública en su integridad.

Falciani se ha ofrecido a colaborar con España, ayudando a localizar a otros delincuentes españoles que esconden su dinero en Suiza para no pagar. ¿Aceptará el trato el Gobierno de Rajoy, ese mismo Gobierno que aprobó una amnistía fiscal y que negocia con Suiza otra fórmula similar? Prefiero no apostar.

Suiza ofrece a España alternativas para prorrogar la amnistía fiscal a los defraudadores

  • El jefe de la diplomacia suiza ofrece a España un acuerdo para mantener el anonimato de los defraudadores a cambio de dinero
  • Suiza pregunta a España sobre el proceso de extradición de Hervé Falciani

Suiza quiere que los defraudadores fiscales españoles con cuentas en su país continúen operando en el anonimato. Para ello ha ofrecido a España un pacto que consiste en garantizar esa privacidad a cambio de dinero. La oferta fue trasladada por el jefe de la diplomacia helvética, Didier Burkhalter al ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, durante la reunión que ambos mantuvieron en Madrid el pasado día 8.

Lo que Suiza propone a España es la firma de un Acuerdo Rubik a través del cual el país alpino paga a las haciendas extranjeras los impuestos derivados de las inversiones de sus ciudadanos en la banca helvética, pero mantiene la confidencialidad de los nombres. El encuentro entre los máximos representantes de la diplomacia de ambos paises no ha tenido (hasta la fecha) ninguna repercusión en la prensa española pero sí ha sido recogido por los diarios de aquel país.

En la nota de prensa del Ministerio sobre la reunión, no aparece ninguna referencia a asuntos fiscales.

Según la crónica del rotativo Le Matin, España estaría interesada en firmar un Acuerdo Rubik al término del actual periodo de amnistía fiscal a finales de noviembre. Según información de los medios suizos, aquel país toma nota del interés español y de los plazos derivados de esa amnistía fiscal en curso.

Dicho de otro modo, si España acepta firmar el Acuerdo Rubik estaría subcontratando su política fiscal a la banca suiza. España cobraría un dinero al que no consigue acceder por otras vías pero nunca podría saber qué empresas o particulares están defraudando. Este tipo de acuerdos, según la prensa local, cuentan con el respaldo de la Asociación Suiza de Banqueros y la Asociación de Bancos Extranjeros en Suiza.

La banca suiza impulsa este tipo de acuerdos para evitar una fuga de capitales si la crisis continúa invitando a los gobiernos a investigar a los defraudadores con cuentas en sus bancos. De este modo, Suiza ofrece una pequeña cantidad de dinero a cambio de silencio y tranquilidad para sus clientes.

Austria, Reino Unido y Alemania ya han firmado acuerdos similares con el país helvético, que ahora tiene entre sus prioridades extender estos acuerdos a Italia, Grecia y España. En el caso alemán la contestación ha sido muy fuerte y ha estado encabezada por socialdemócratas y verdes que rechazan el acuerdo al considerar que constituye un premio a los defraudadores.

El caso Falciani

Otro de los asuntos que estuvo sobre la mesa de trabajo de los ministros de Exteriores español y suizo fue, según Le Matin, el caso Falciani. Hervé Falciani es un extrabajador del HSBC que en 2006 se hizo con los datos de 130.000 presuntos defraudadores. Gracias a la información facilitada por Falciani a los distintos gobiernos, España pudo revisar cerca de 3.000 cuentas, localizar a casi 700 defraudadores y recuperar una cantidad que se acerca a los 6.000 millones de euros, según fuentes de Hacienda.

Sin embargo, Falciani se encuentra en una cárcel española a la espera de que la Audiencia Nacional y posteriormente el Consejo de Ministros decidan sobre su extradición a Suiza, que le reclama por un delito de vulneración del secreto bancario, un tipo penal que en nuestro país no existe. Más bien al contrario, la legislación española obliga a denunciar cualquier indicio de blanqueo.

Según la prensa suiza, Margallo se limitó a trasladarle a su homólogo suizo que la situación de Falciani está en manos de la justicia y que sobre ella no hay ningún tipo de consideraciones políticas. El ministro español evitó un detalle: es el Gobierno de Rajoy quien tendrá la última palabra sobre la extradición del informático al país de la banca opaca.

Falciani fue detenido en Barcelona en julio de este año. La policía solicitó en un control rutinario la documentación de la tripulación de un barco que, procedente de Francia, acababa de llegar al puerto de la Ciudad Condal. Al comprobar la documentación del suizo saltaron las alarmas ya que sobre él pesaba una orden de detención internacional dictada por Suiza.

En la lista de nombres facilitados por Falciani figuran algunos tan conocidos como los del banquero Emilio Botín o el de su hija Ana Patricia. Ante el temor de que los delitos fiscales de Botín pudieran prescribir en 2010, Anticorrupción denunció a Botín ante la Audiencia Nacional por un presunto delito fiscal. El juez Fernando Andreu decidió archivar la causa tras comprobar que el banquero había abonado lo que debía, una vez que Falciani puso sus cuentas al descubierto. El presidente del Banco Santander había regularizado su situación con un ingreso de 200 millones de euros a la Hacienda española.

En la actualidad Falciani se encuentra recluido en prisión preventiva en Valdemoro (Madrid) y a la espera de que la Audiencia Nacional decida qué hacer con su solicitud de extradición. Cuando el tribunal tome una decisión, la última palabra la tendrá el Consejo de Ministros.

Ignacio Escolar es periodista. Es el director de eldiario.es. Fundador y primer director de Público. Autor de escolar.net. Analista político en radio y televisión: en Hoy por Hoy de la Cadena SER o en Las Mañanas de Cuatro. Más en www.escolar.net/about.

Anuncios

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s