Tráfico de niños para jugar al futbol, nueva forma de esclavitud

Se trata de una nueva forma de esclavitud encubierta que se extiende por todo el mundo: el tráfico de niños africanos y latinoamericanos para fugar al futbol en los grandes clubes de Europa.

Y es que, a pesar de que las normas de la FIFA prohíben que los clubes contraten a menores de fuera de Europa, algunos de los grandes equipos de España, Italia, Francia e Inglaterra lo hacen, según el director de cine español Miguel Alcantud, que ha realizado una investigación sobre ello en África, Noruega y París, entre otros lugares, y que ha comenzado el rodaje de la película Diamantes negros, con la que denunciará esta situación.

Conocida en los organismos internacionales y ONG’s como una modalidad de ‘trafficking‘, esta nueva forma de esclavitud se lleva a cabo de muy diferentes maneras, refiere en su web el diario español Público.es. Algunos clubes, por ejemplo, emplean la táctica de becas ficticias, falsificación de pasaportes o incluso de contratos de trabajo a los propios menores como jardineros, empleados del bar de los estadios

La mayoría de las veces, refiere la nota, engañan a las familias, que esperanzadas por la posibilidad de una vida diferentes para sus hijos, venden sus propiedades o se endeudan de por vida para conseguir el dinero del viaje de los niños.

Sin embargo, cuando los niños llegan a Europa el sueño de alzar los brazos al cielo y gritar gol enfundados en las elásticas de las escuadras más potentes se ve, en muchos casos, truncado de manera drástica. Un bajo rendimiento deportivo -o que simplemente no responda a las expectativas del club en cuestión- o una lesión ha supuesto ya para 20 mil menores africanos que sean abandonados a su suerte en las calles del Viejo Continente.

Esta es una realidad que fue denunciada en el Parlamento Europeo por el representante de la ONG Culture Foot Solidaire y por el ex futbolista camerunés Jean-Claude Mbvoumin.

Sobre esta realidad, la película Diamantes Negros se basa en una minuciosa investigación y en algunos ejemplos que desde hace años han estado saliendo a la luz. Uno de los más trágicos es el Dungai Fusini, un joven de Costa de Marfil de 14 años de edad que fue quien le dio nombre al tráfico de niños en Italia. Fusini no iba al colegio, no aprendía ningún idioma, dormía en el sótano de un restaurante… y tenía una sesión de entrenamiento vespertina cada día. Un día huyó y fue encontrado un mes después debajo de un puente.

Otro caso más célebre es el de la estrella camerunés Samuel Eto’o, que estuvo siete meses en Francia viviendo prácticamente en la calle cuando tenía once años, antes de llegar a triunfar en equipos como Real Madrid, FC Barcelona o Inter de Milán.

Anuncios

3 thoughts on “Tráfico de niños para jugar al futbol, nueva forma de esclavitud

  1. Tráfico de menores en Suiza.
    Tráfico de menores en Suiza.

    La Globalización en el deporte ha conseguido unir los continentes y difundir información constante sobre el desarrollo deportivo en paises tan lejanos como Perú, Argentina o Camerún.
    Al mismo tiempo toda esta información ha servido para despertar la ambición de personas inescrupolosas en búsqueda de dinero facil.
    La Historia se repite, en el siglo XIX, europeos ávidos de riquezas organizaron la repartición de Africa en la famosa conferencia de 1884. En nuestros dias el tráfico de menores y la firma de contratos con personas semi analfabetas continua.

    Zug. Schweiz 2012

    Detrás de las elegantes ventanas de las lujosas oficinas del centro de Zug, jovenes Managers graduados en las famosas Escuelas de St Gallen y Zürich, utilizan su costosa educación en preparar operaciones que serían la vergüenza de cualquier delincuente o traficante sudamericano. El tráfico de menores.
    El sistema es muy simple: excelentes jovenes futbolistas de 14 o 15 años, semi-analfabetos de las favelas de Brasil o de los barracones del puerto de Lima, o de las afueras de Calí, son contratados por cifras ridiculas, obligados por la necesidad familiar a firmar contratos vergonzosos. Estos niños son trasladados de un lugar a otro, lejos de sus familias y preparados deportivamente para alcanzar un contrato en alguno de los equipos profesionales europeos que los reciben con los brazos abiertos al momento de cumplir los 18 años.
    Los traficantes en combinación con los clubes, acuerdan ligar a los jugadores por un periodo de 4 años. Los precios de los derechos de transferencia del jugador ascienden en este preciso momento a cifras superiores a los 2 millones de Francos Suizos. De estas enormes cantidades los jugadores no perciben absolubtamente nada. Pero la explotación continua pues los Clubes en combinación con los Managers Suizos acuerdan sueldos mínimos para estas estrellas „millonarias“ . Lo indispensable para sobrevivir y para facilitar el sustento de la lejana familia, no más de 2000 Francos Suizos.

    Las Deudas.

    Logicamente después de un par de años el joven jugador en contacto con sus compañeros y con sociedades modernas, comienza a realizar su situación de víctima. Pero no en vano nuestros jovenes Managers han sido preparados en las mejores universidades del mundo.
    Cuando el jugador se da cuenta de su situación de explotado y exige algún cambio, se le presenta la cuenta. Todos los gastos ocasionados por el jugador en sus años juveniles han sido anotados por el “representante” con precisión suiza. Pasajes de avión, material deportivo, costos de representación, comida especial, reuniones de representación, etc, Las cifras facilmente ascienden a 200 o 300 mil francos.
    Consecuencia, el jugador permanece ligado a su Explotador aún sabiendo que es solo una víctima, como va a pagar esas deudas si solo ganaba lo necesario para sobrevivir él y su familia?
    En caso de alguna rebelión o de algún cambio de Representante, el nuevo Manager es obligado a asumir las deudas contraidas por el jugador y además a pagar una reparación por las sumas dejadas de ganar en el futuro. Con un clausula de 2 millones de euro, los derechos del manager ascienden a 300 000 euros en el futuro, más otros 300 000 de deudas, ningún manager arriesga 600 000 Francos por obtener los derechos de representar a un jugador. Más aún teniendo en cuenta que este mismo Manager en combinación con el Club es dueño en la mayoría de los casos del 50% de los derechos de transferencia de 2 millones de Euros.

    Fazit.

    El tráfico de menores en nuestros dias es una realidad, este sistema de explotación es completamente legal, pues las reglas de la FIFA, son ignoradas en medio de los miles de paragrafos legales que la hacen incomprensible, la FIFA prohibe además recurrir a Tribunales Normales para solucionar litigios, ellos tienen su propio tribunal…en Suiza logicamente.

    Me gusta

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s