ESPAÑA | Si te detiene la policía, NO DECLARES en la comisaría…

.

Te puede interesar leer: ESPAÑA | Conoce tus derechos ante la actuación policial | Guía jurídica para defenderse de la impunidad

.

Hace unos cuatro años comencé a trabajar como abogado de oficio. Me acuerdo mucho de mi primer día. Fue en el cuartelillo de la Guardia Civil de Navalcarnero, tenía que asistir a una chica acusada de tráfico de droga. En ese caso cuando subieron a la detenida de los calabozos, yo ya estaba sentando en la mesa frente al instructor del atestado que tenía que tomarle declaración por los presuntos hechos. La chica me miró, me levanté, le di la mano y le dije: “Hola, soy tu abogado y es mejor que no declares ahora. Luego hablamos con calma”.

Los abogados no podemos ver el atestado hasta que el expediente no esté en el juzgado. El atestado es el documento en el cual se relatan los hechos de los que se acusa a los detenidos, es por ello que, al no poder tener acceso a esa documentación en comisaria, en realidad ni el detenido ni su abogado saben “exactamente” de que se le acusa, por lo que para evitar meter la pata es mejor no declarar nada hasta llegar al juzgado donde ya podrás ver toda la documentación relativa a la detención.

El caso es que tras recomendarle eso a mi defendida, el instructor (sargento de la benemérita para más datos), montó en cólera y me gritó, casi parecía que iba a echar mano a la pistola. Me dijo que si no sabía que “no podía ni mirar ni dirigirme al detenido hasta que no acabase la diligencia de toma de declaración”. La verdad es que a mí nadie me había explicado eso ni me lo habían enseñado en la carrera (como, por otra parte, la práctica totalidad de las cosas de la profesión), ni tampoco venía en ningún apartado de la ley (al menos en ninguna del periodo constitucional). Pedí disculpas, bajé la cabeza y me callé. Evidentemente la chavala detenida había pillado el tema y se acogió a su derecho a no declarar, cosa que acabó por cabrear aún más al “mangas verdes”.

Después de este incidente, me llamaron de la comisaría de Fuenlabrada, no estaba dispuesto a que me pasara lo mismo de nuevo, así que decidí escribir en un folio en letras grandes la frase NO DECLARES.

La secuencia se volvió a repetir. Subieron al detenido, un chaval joven originario de un país del este de Europa, entró en la oficina en la que se le iba a tomar declaración esposado y escoltado. Yo en ese momento ni le miré. Lo sentaron a mi lado frente a la mesa del instructor que estaba acabando de escribir los datos del detenido en el ordenador. El chaval me miró, yo le miré y le señalé con los ojos para que mirara en mis rodillas. Él puso cara de extrañeza pero dirigió la vista al lugar indicado y vio el folio que tenía apoyado en las rodillas. Me devolvió la mirada y su cara de extrañeza aumentó. En ese momento el instructor reclamó nuestra atención: “Hay que espera un poco”, nos dijo, “el intérprete está de camino”.O sea, que el chico solo entendía rumano.¡Mierda!, pensé, ¿y ahora qué hago? Por suerte en rumano“no declares”, se dice “nu declara”(o algo así) y el tipo lo pilló de todos modos, acogiéndose a su derecho a no declarar. Todo salió bien después de todo.

Hoy en día ya no me corto y directamente y en presencia de todos los agentes que haga falta les recomiendo a todos los detenidos que no declaren. Los policías me gritan, se cabrean, llaman al jefe y me amenazan con todos los males del infierno, empezando por poner una queja ante el Colegio de Abogados para que se me sancione, cosa que nunca terminan haciendo.

Sin embargo hace unos días saltó la noticia de que la Brigada Provincial de Información de Madrid (Policía Nacional) había interpuesto una queja ante el Colegio de Abogados de la capital, precisamente porque tres letrados habían aconsejado a los detenidos de una manifestación no declarar en sede policial.

Los agentes alegan que los abogados que actuamos de esa manera somos “malos profesionales” y que parece que desconocemos el artículo 520. 6. c) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Yo ese artículo lo conozco, vaya si lo conozco, y dice textualmente (copio y pego):La asistencia del Abogado consistirá en [entre otras cosas que no vienen a cuento]entrevistarse reservadamente con el detenido al término de la práctica de la diligencia en que hubiere intervenido. Eso es lo que dice, ni más ni menos. No dice que no puedas mirar al detenido, ni que no pueda hablar con él ante la presencia de los agentes, y lo que desde luego no dice es que no puedas aconsejarle no declarar. Para decirle a un detenido que no declare, no me hace falta una entrevista reservada, ya la tendré después de pasar ese trámite. Lo que ocurre es que los policías y demás agentes de la autoridad han interpretado siempre este artículo “barriendo para casa”, sosteniendo que hasta que al detenido no se le ha tomado declaración en la comisaría, el abogado no puede entrevistarse ni intercambiar una sola palabra con él. Es decir, se han inventado la ley, porque nada de eso dice la norma. Es más, el propio Tribunal Constitucional (ese gran desconocido) en la Sentencia 199/2003, de 10 de noviembre, estableció que “el derecho del detenido a la asistencia letrada en las diligencias policiales […] consiste en asegurar que […] tendrá el debido asesoramiento técnico sobre la conducta a observar en los interrogatorios, incluida la de guardar silencio”. Caso cerrado. No hay más que hablar.

El realidad la queja interpuesta por la policía es una “pataleta” (una más), porque desde un tiempo a esta parte, fruto del trabajo sobre todo de la Asociación Libre de Abogados (A.L.A.) y de la Comisión Legal de Sol – 15M (CLS-15M), son muchas las prácticas policiales irregulares que se han venido atajando, tales como que en alguna ocasión (más de una) se haya tomado declaración a los detenidos por parte de agentes encapuchados, hecho por el cual tuvo que intervenir la defensoría del pueblo; o que se impida a los redactores de los atestados policiales hacer referencias al perfil ideológico del abogado que asiste a la declaración, circunstancia que motivó una nueva recomendación de la defensora del pueblo instando a la policía a abandonar esta práctica.

Al parecer a la policía no le gusta que los abogados hagamos de abogados. No obstante es una pena que a estas alturas la policía haga todavía interpretaciones de la ley más propias del Santo Oficio que del estado constitucional. En cualquier caso, queridos “delincuentes”, lo de no declarar en comisaría hay que traérselo aprendido de casa.

Por: Eduardo Gómez Cuadrado

Puedes seguir a Eduardo en Twitter @Velasias y @laredjuridica

.

.

Te puede interesar leer:

ESPAÑA | Conoce tus derechos ante la actuación policial | Guía jurídica para defenderse de la impunidad

1. Identificación de tu persona | Si la policía te para

2. Cacheos y registros de pertenencias

3. Detención y retención

4. Otros registros y controles

5. Estancia en comisaría

6. Malos tratos y torturas

7. Vigilantes y guardas de seguridad privada

8. Derechos en manifestaciones y concentraciones

9. ¿Está un policía obligado a indicarme su número identificativo, si así se lo requiero?

.

.

.

.

.

Anuncios

34 thoughts on “ESPAÑA | Si te detiene la policía, NO DECLARES en la comisaría…

  1. Reblogueó esto en morruloboesteparioy comentado:
    Hace unos cuatro años comencé a trabajar como abogado de oficio. Me acuerdo mucho de mi primer día. Fue en el cuartelillo de la Guardia Civil de Navalcarnero, tenía que asistir a una chica acusada de tráfico de droga. En ese caso cuando subieron a la detenida de los calabozos, yo ya estaba sentando en la mesa frente al instructor del atestado que tenía que tomarle declaración por los presuntos hechos. La chica me miró, me levanté, le di la mano y le dije: “Hola, soy tu abogado y es mejor que no declares ahora. Luego hablamos con calma”.

    Los abogados no podemos ver el atestado hasta que el expediente no esté en el juzgado. El atestado es el documento en el cual se relatan los hechos de los que se acusa a los detenidos, es por ello que, al no poder tener acceso a esa documentación en comisaria, en realidad ni el detenido ni su abogado saben “exactamente” de que se le acusa, por lo que para evitar meter la pata es mejor no declarar nada hasta llegar al juzgado donde ya podrás ver toda la documentación relativa a la detención.

    El caso es que tras recomendarle eso a mi defendida, el instructor (sargento de la benemérita para más datos), montó en cólera y me gritó, casi parecía que iba a echar mano a la pistola. Me dijo que si no sabía que “no podía ni mirar ni dirigirme al detenido hasta que no acabase la diligencia de toma de declaración”. La verdad es que a mí nadie me había explicado eso ni me lo habían enseñado en la carrera (como, por otra parte, la práctica totalidad de las cosas de la profesión), ni tampoco venía en ningún apartado de la ley (al menos en ninguna del periodo constitucional). Pedí disculpas, bajé la cabeza y me callé. Evidentemente la chavala detenida había pillado el tema y se acogió a su derecho a no declarar, cosa que acabó por cabrear aún más al “mangas verdes”.

    Después de este incidente, me llamaron de la comisaría de Fuenlabrada, no estaba dispuesto a que me pasara lo mismo de nuevo, así que decidí escribir en un folio en letras grandes la frase NO DECLARES.

    La secuencia se volvió a repetir. Subieron al detenido, un chaval joven originario de un país del este de Europa, entró en la oficina en la que se le iba a tomar declaración esposado y escoltado. Yo en ese momento ni le miré. Lo sentaron a mi lado frente a la mesa del instructor que estaba acabando de escribir los datos del detenido en el ordenador. El chaval me miró, yo le miré y le señalé con los ojos para que mirara en mis rodillas. Él puso cara de extrañeza pero dirigió la vista al lugar indicado y vio el folio que tenía apoyado en las rodillas. Me devolvió la mirada y su cara de extrañeza aumentó. En ese momento el instructor reclamó nuestra atención: “Hay que espera un poco”, nos dijo, “el intérprete está de camino”.O sea, que el chico solo entendía rumano.¡Mierda!, pensé, ¿y ahora qué hago? Por suerte en rumano“no declares”, se dice “nu declara”(o algo así) y el tipo lo pilló de todos modos, acogiéndose a su derecho a no declarar. Todo salió bien después de todo.

    Hoy en día ya no me corto y directamente y en presencia de todos los agentes que haga falta les recomiendo a todos los detenidos que no declaren. Los policías me gritan, se cabrean, llaman al jefe y me amenazan con todos los males del infierno, empezando por poner una queja ante el Colegio de Abogados para que se me sancione, cosa que nunca terminan haciendo.

    Sin embargo hace unos días saltó la noticia de que la Brigada Provincial de Información de Madrid (Policía Nacional) había interpuesto una queja ante el Colegio de Abogados de la capital, precisamente porque tres letrados habían aconsejado a los detenidos de una manifestación no declarar en sede policial.

    Los agentes alegan que los abogados que actuamos de esa manera somos “malos profesionales” y que parece que desconocemos el artículo 520. 6. c) de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Yo ese artículo lo conozco, vaya si lo conozco, y dice textualmente (copio y pego):La asistencia del Abogado consistirá en [entre otras cosas que no vienen a cuento]entrevistarse reservadamente con el detenido al término de la práctica de la diligencia en que hubiere intervenido. Eso es lo que dice, ni más ni menos. No dice que no puedas mirar al detenido, ni que no pueda hablar con él ante la presencia de los agentes, y lo que desde luego no dice es que no puedas aconsejarle no declarar. Para decirle a un detenido que no declare, no me hace falta una entrevista reservada, ya la tendré después de pasar ese trámite. Lo que ocurre es que los policías y demás agentes de la autoridad han interpretado siempre este artículo “barriendo para casa”, sosteniendo que hasta que al detenido no se le ha tomado declaración en la comisaría, el abogado no puede entrevistarse ni intercambiar una sola palabra con él. Es decir, se han inventado la ley, porque nada de eso dice la norma. Es más, el propio Tribunal Constitucional (ese gran desconocido) en la Sentencia 199/2003, de 10 de noviembre, estableció que “el derecho del detenido a la asistencia letrada en las diligencias policiales […] consiste en asegurar que […] tendrá el debido asesoramiento técnico sobre la conducta a observar en los interrogatorios, incluida la de guardar silencio”. Caso cerrado. No hay más que hablar.

    El realidad la queja interpuesta por la policía es una “pataleta” (una más), porque desde un tiempo a esta parte, fruto del trabajo sobre todo de la Asociación Libre de Abogados (A.L.A.) y de la Comisión Legal de Sol – 15M (CLS-15M), son muchas las prácticas policiales irregulares que se han venido atajando, tales como que en alguna ocasión (más de una) se haya tomado declaración a los detenidos por parte de agentes encapuchados, hecho por el cual tuvo que intervenir la defensoría del pueblo; o que se impida a los redactores de los atestados policiales hacer referencias al perfil ideológico del abogado que asiste a la declaración, circunstancia que motivó una nueva recomendación de la defensora del pueblo instando a la policía a abandonar esta práctica.

    Al parecer a la policía no le gusta que los abogados hagamos de abogados. No obstante es una pena que a estas alturas la policía haga todavía interpretaciones de la ley más propias del Santo Oficio que del estado constitucional. En cualquier caso, queridos “delincuentes”, lo de no declarar en comisaría hay que traérselo aprendido de casa.

    Me gusta

  2. Magnífico el articulo, además de práctico.. aunque es evidente que no tengo tanta experiencia en los juzgados, pero si que he asistido a unos cuantos en calidad de intérprete y la verdad es que los detenidos casi nunca se acogen a esa posibilidad! Lo que me choca, es que muchas veces he ido yo sólo (intérprete), por la razón que sea no estaba el abogado de oficio y los detenidos no tenían defensa alguna durante los atestados… y luego, en su inmensa mayoría, ¡los abogados de oficio son “tan quemaos que ni pá ké”! Vamos, si yo tuviera que elegir, de entrada pedía la asistencia de Eduardo – sobre todo teniendo en cuenta el tema de las segundas opiniones que trato en mi blog:
    http://megibovski.com/2014/03/13/la-importancia-de-las-segundas-opiniones/

    Me gusta

  3. Muy bien!! pero sera que no declaren los culpables, no!! si eres inocente y estas tranquilo porque no contra toda la verdad….. pero para gustos colores y para humanos los abogados que defienden a los culpables a sabiendas de que es culpable, y no va a pagar por su o sus delitos, dormira bien despues!! estar orgullosos el abogado que hace que la ley no cauga sobre los que las infringen!! BASURA DE GENTE

    Me gusta

  4. yo tuve una detención de la que fui victima no hace mucho, y digo victima por que fue una presunta detención por estar en una propiedad privada encondiendome de unos atracadores que me robaron la maleta y no me robaron el movil por que me pude defender y huir.
    la cuestión es que vino la policía les dije lo que paso ademas tenia una pequeña raja en la barriga y aun así me detuvieron ami por esconderme y sin yo poder poner denuncia de el robo con violencia que pase, me tuvieron casi 2 dias detenido, y en mi caso mi abogado no pudo intervenir ya que el policia no le dejaba, menos mal que sabia que era mejor declarar en el juzgado y asi lo hice. al final me hicieron juicio rápido estando detenido.
    mi caso fue archivado por falta de pruebas pero la policia debería defender y proteger mas a los ciudadanos en vez de detenerla sin pruebas y entorpecer mas a la justicia de lo que ya esta .

    Me gusta

  5. Eduardo me asistio a mi en una detencion de la que fui victima no hace mucho, y digo victima por que fue una presunta detencion ilegal, y digo presunta por que de momento solo esta interpuesta la denuncia, y es verdad que me dijo literalmente “no declares, solo puedes empeorar” y asi lo hice. gracias

    Me gusta

  6. Muchísimas gracias por este artículo. Es de mucha utilidad. Personalmente, espero no tener que recurrir nunca a lo que nos has enseñado, ya que significaría que he sido detenido (tampoco está entre mis objetivos dar motivos para que suceda) No obstante, viendo como está el país, si alguna vez me viese en esta situación tendré muy encuenta lo que comentas 🙂

    Me gusta

  7. Muy interesante. Esto tiene que ver con el famoso “Tiene derecho a permanecer en silencio, todo lo que diga podrá ser utilizado blablabla” que dicen cuando te detienen -al menos en las películas???

    Me gusta

    1. ¿Te refieres a los abogados que defienden a los politicos y policias corruptos? y por ende a gente con tu mismo coeficiente intelectual y rasero moral… Ya sabes, no te ofendas, son cosas de la libre interpretacion…. Por cierto saludos a Fuenlabrada, tierra de impunidad policial…

      Me gusta

      1. Ahí está. El ser abogado tiene un rollo ético importante. Más de una vez sabes que estás intentando que una persona que realmente se merece la cárcel se libre de ella. Ahora aquí muchos aplauden a éste hombre porque tiene mucha labia, pero si fuera el abogado que defiende al asesino de Marta del Castillo entonces le echarían mierda hasta ahogarlo. Es complicada la cosa…

        PD: Siendo el que ha escrito el artículo deberías ahorrarte las faltas de respeto gratuítas. Demuestra muchas cosas por tu parte…

        Me gusta

  8. Lo primero, agradecerte Eduardo, que tu sigas cumpliendo tu profesión, sin miedos a represalias, sea de quien sea. Nos faltan abogados valientes, que nos defiendan o acusen, dependiendo en qué lugar estemos del banquillo. Lo segundo,¿ qué posibilidad tenemos los ciudadanos, de denunciar a policías, que en lugar de entender la ley, como una manera de proteger a los ciudadans de su “posible” culpabilidad o inocencia, pierden el tiempo, usan dinero público y entorpecen la justicia, haciendo diligencias que no tirarán para adelante, y que en el fondo, siento que despilfarran nuestros impuestos? Porque al final, todo este sistema lo sustentamos los ciudadnos españoles, con nuestros impuestos y pago de nuestro beneficios, y me parece indignante, que unos tenga la posiblidad de malusarlos tantas veces cómo crean conveniente, por paletas de niños malcriados, cuando lo que deberíamos, es interponer una contradenuncia, por entorpecimiento de la justicia, por uso indebido de recursos publicos, y seguramente por algunas cosas más … si nos das la información, a lo mejor algunos ciudadanos, que tampoco nos dan miedo los políticos actuales, con sus nuevas leyes de ciudania, acercándose cada vez más a una dictadura encubierta, y empezar a denuciar esas actitudes, más cercanas a la policia represiva, que a una policia de servicio, que es lo que reclamamos. Por último, y no me extiendo más, hay estas actitudes en las policías (Guardia Civil, Mossos de esquadra, Ertzaina, Policia Nacional, Guardia Urbana…), pero también los hay que son buena gente, que ayudan, y sirven al ciudadano, así que, vayamos más hacias las personas con esas actitudes, que no hacía los cuerpo en genérico, que podemos estar haciendo lo mismo que algunos de estos supuestos agentes de la autoridad hacen. Edgar P.

    Me gusta

    1. es bastante dificil ir contra las personas solo, cuando muchas veces esconden su numero de placa o no se quieren identificar, no discuto que tambien hay policias buenos pero en ese caso que luchen contra las acciones de sus compañeros que ensucian su nombre, ellos si que pueden identificarlos, nosotros solo podemos quejarnos del grupo que nos acosa

      Me gusta

  9. Pingback: Anónimo
  10. Reblogueó esto en El Día a Diarioy comentado:
    DE IMPORTANTE LECTURA
    En un estado policial y fascista como el que nos está regalando el gobierno ILEGÍTIMO del partido popular, con su ministro de justicia, franquista i comecirios, a la cabeza, es bueno andar enterados de estas cosas.

    Me gusta

    1. Diez u once millones de votos no dan un Gobierno “ilegítimo”, vamos, creo yo…otra cosa es que sea “inmoral”, o no nos guste, o no sea el de los “míos” etc…( con todo el respeto a opiniones distintas a las mías).

      Me gusta

      1. no es ilegitimo, porque la ley lo acepta, pero cuando el voto de una persona vale mas que el de otra según su comunidad autónoma y los votos dirigidos a los dos partidos que tienen mas aun valen mas que los votos de los otros partidos, tampoco podemos decir que sea muy “legitimo” al menos moralmente hablando.

        Me gusta

      2. Es ilegítimo por el incumplimiento sistematico de todas y cada una de las propuestas electorales que le llevaron al poder.
        Es ilegítimo porque ha engañado a varios millones de votantes (no los franquistas a ultranza, claro).
        en el caso de los votos me metería con la mierda de ley electoral que tenemos.
        seamos serios.

        Me gusta

    2. jajajaajajajaajajajajajaja, te recuerdo que la policia lleva siendo así desde hace años, tanto en mandatos del PP como en mandato del PSOE. El franquismo en este pais está defendido tanto por la izquierda como por la derecha, compañero. Y si no, hazte esta pregunta: ¿Por qué ningún gobierno de izquierdas ha hecho nada para cortar de raiz estos y otros tantos problemas? Un saludo.

      Me gusta

      1. Mírate muchas de mis entradas y veras que habitualmente me refiero a PPSOECiU_OPUS.
        No solo me meto con los tuyos, que son los peores de muy muy muy muy largo; y los primeros que merecerían subir al cielo junto con sus acólitos.

        Me gusta

  11. los políticos, ricachones y demás clase dirigente (banqueros, presidentes de fundaciones…) no declaran ni ante el juez… ¿por que van a hacerlo los demás? con lo fácil que es decir no me acuerdo o he tenido un trastorno mental transitorio xD

    Me gusta

Comentarios:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s